Arcanos del tarot: la rueda de la fortuna

Arcanos del tarot: la rueda de la fortuna

arcanos del tarot: la rueda de la fortuna

Uno de los arcanos mayores del tarot que seguro aparecerán cuando alguien te haga una tirada de cartas es la Rueda de la Fortuna. En ella aparece una imagen cuyo elemento principal es una rueda donde sube y baja un mono. En otros dibujos, aparece un hombre con cabeza de lobo que sube y  una serpiente que baja. Ambos significan el progreso (el que va hacia arriba) y la decadencia (el que va  hacia abajo). También aparece la riqueza como tercer “ingrediente” de la suerte. Está representada por un mono o una esfinge con una espada sobre el hombro y apuntando al cielo.

Dentro del significado del tarot, la Rueda de la Fortuna simboliza el ir y venir de la vida, es decir, el destino o karma. Su simbología nos dice que nuestra existencia nos guarda sorpresas que solo descubriremos si estamos dispuestos a verlas y analizarlas con buen criterio para que nuestra nueva vida funcione. Si intentamos traducir esta filosofía a lo concreto, al leer las cartas del tarot debemos interpretar que nos encontramos ante un período propicio para recoger lo que antes hemos sembrado.

Si en nuestra tirada del tarot preguntamos por el trabajo o el dinero la aparición del la Rueda de la Fortuna significa que nos ha llegado la abundancia y la  fortuna sin problemas. En lo referente a la amistad, esta carta implica que tendremos muchas relaciones superficiales que se aprovecharán de nuestra generosidad. En cambio, si en nuestra consulta al tarot, nos aparece esta carta quiere decir que vivimos un gran amor con sentimientos puros.

Ya sabemos el significado general de la Ruleta de la Fortuna como carta del tarot pero ¿qué significa si sale orientada al derecho? Es la muestra de que tendrás suerte, y de que tienes que sacar provecho de las oportunidades que te van a surgir por un cambio completo de lo que estás viviendo. ¿Y qué significa si sale al revés? Que nos veremos atacados por la mala suerte y situaciones desagradables, como fracasos o pérdidas.

Sin Comentarios

Deja tu comentario